Saltar al contenido

Ruta fácil al Pedraforca desde Gósol

En esta ocasión vamos a recorrer la que es considerada probablemente la ruta más fácil para subir al Pedraforca, evitando la famosa “grimpada”, donde además de ahorrarnos la exposición a los peligros que esconde, también nos ahorramos la excesiva masificación que la montaña ha sufrido los últimos años.

Aun así debemos advertir que nadie nunca debe subestimar ninguna montaña, y debemos advertir igualmente que, aunque a través de esta ruta el montañista evita algunas exposiciones al vacío peligrosas que se producen en la grimpada, hay tramos en los que igualmente vamos a necesitar de la ayuda de nuestras manos para progresar.

subir al Pedraforca ruta dificultad fácil bergada
Reconocemos el Verdet, la Enforcadura y la muralla que forma la Serra de la Tossa

FICHA DE LA RUTA POR GÓSOL

Dificultad: moderada, subida continuada, fuertes pendientes y pequeñas trepadas.
Tiempo: 6:30 h.
Desnivel: 1.150 mts.
Altitud máx.: 2.506 mts.
Población más cercana: Gósol

Otras observaciones

Es muy recomendable evitar subir al Pedraforca en invierno si no se dispone del material y conocimientos técnicos necesarios.
La dificultad de todas las rutas al Pedraforca en invierno se ve incrementada.

Waypoints / Puntos más relevantes de la ruta desde Gósol

PUNTOHORARIO
Aparcamiento Gósol0
Serra de la Tossa1:20′
Enforcadura del Pedraforca2:45′
Cima Pedraforca (Pollegó Superior)3:30′

Detallamos únicamente los puntos para la subida, puesto que la bajada la realizaremos por el mismo sendero utilizado para ascender a la cima del Pedraforca. Debemos sumar alrededor de 3 horas para el descenso desde la cima o Pollegó Superior del Pedraforca.

¿Cómo subir al Pedraforca por la ruta de Gósol?

La ruta parte de la entrada del pintoresco pueblo de Gósol, justo pasada la rotonda de la entrada, a mano derecha hay un desvío que lleva a una explanada que muchos aprovechan para aparcar e iniciar aquí la ruta hacia la cima del Pedraforca, más conocido como el Pollegó Superior del Pedraforca y que solo supera en más o menos un metro a su vecino, el Calderer.

El camino que nos lleva a subir al Pedraforca por la tartera de Gósol está debidamente indicado con marcas de pintura amarillas y blancas y que corresponden al PR-C 23, dirigiendo nuestros pasos hacia el torrent de l’Arrubinat cruzando un precioso y enorme llano inclinado, el camino nos permite circular entre campos de cultivo.

Superados todos los campos encontraremos un sendero a la derecha que cruza en seguida el Torrent de l’Arrubinat. A partir de aquí el sendero nos adentra en un precioso bosque de pinos, pero no debemos relajarnos, puesto que el trazado del camino empieza a remontar la Serra de la Tossa de forma intensa y continuada, debiendo ajustar el ritmo de nuestra progresión a nuestras capacidades. Debemos marcarnos el objetivo de conservar energía para llegar a lo alto de la Tossa, y poder seguir con la subida.

Después de una hora y veinte minutos llegamos a la parte alta de la Serra de la Tossa, donde el bosque se abre en forma de prados de hierba con algunos bojes, habiendo dejado ya el bonito de pueblo de Gósol a nuestros pies, veremos al Este nuestro siguiente objetivo, la Enforcadura del Pedraforca, uniendo las dos puntas altas de la montaña.

Así que dirigiendo nuestros pasos hacia la Enforcadura, seguiremos la Serra de la Tossa hacia un pequeño collado conocido como el Coll de la Cabra, siguiendo nuestra ruta hacia el Este por una fuerte bajada que nos lleva a la tartera de Gósol que reseguiremos en una larga diagonal ganando altura a medida que avanzamos por ella, siempre acompañados por escarpadas paredes a nuestra izquierda.

Por lo general el camino que remonta la tartera de Gósol está en buenas condiciones y no resulta peligroso en cuanto a resbalones, aunque esto no debe permitirnos de bajar la guardia ante posibles torceduras de tobillo.

Una ve llegamos a la Enforcadura, probablemente nos encontremos con parte de la gran cantidad de gente que recorre la ruta clásica del Pedraforca por el Verdet, y que ya bajan de nuestro objetivo, el Pollegó Superior.

ruta fácil a la cima del Pedraforca

Para llegar a la cima del Pedraforca desde la Enforcadura nos dirigiremos a nuestra izquierda por donde sube una canal muy evidente (y que muchos estarán usando de bajada si vienen por el Verdet).

Por lo general el camino no es muy evidente por el hecho de ser usado en bajada por la multitud, y de subida debemos estar atentos en todo momento a algunos topos de pintura amarilla que nos indican el camino. Debemos prestar atención a no desviarnos demasiado del camino y no exponernos al vacío en ningún momento.

A medida que nuestra ruta va ganando altitud, deberemos empezar también a prestar atención a no desviarnos a la derecha para coger el tímido camino que nos lleva a coronar el Calderer, y buscaremos siempre a nuestra izquierda una nueva canal que a medida que remontamos nos ofrece algunas “ventanas” con imponentes vistas a la cara Norte del Pedrafoca y que con una subida final nos situará a lo alto de la montaña del Pedraforca, el Pollegó Superior, con sus 2.506 metros de altura.

Las vistas desde lo alto del Pedraforca son sumamente espectaculares, y si tenemos la suerte de poder quedarnos a solas en el Pollegó Superior, disfrutaremos por unos minutos de la magia del Pedraforca mientras observamos atentamente al paisaje que nos rodea, entre el que destacan montañas vecinas como el Puigmal, el Taga, el Montseny y Montserrat, la Serra d’Ensija, o la preciosa serra del Cadí.

Una vez nos hayamos recuperado de la subida y disfrutado como bien se merece el lugar, nos dispondremos a deshacer nuestros pasos con cuidado para regresar a la Enforcadura y desde allí bajar por la tartera de Gósol, siempre con mucho cuidado, hasta reencontrar el frescor del bosque de pinos y cruzar de nuevo los cultivos de los alrededores de Gósol y llegar de nuevo al coche, con la mochila cargada con una nueva y preciosa experiencia.

Subir al Pedraforca por Gósol nos regala una ruta más fácil que las demás puesto que evitamos la famosa grimpada que se encuentra subiendo por la ruta clásica del Pedraforca, que parte del Refugi Lluis Estasen y se dirige hasta el Coll del Verdet desde donde se empieza a recorrer la Canal del Verdet, que esconde la grimpada.

Además hay que resaltar también la diferencia de afluencia de senderistas entre ambas rutas, pues son muchísimas menos las personas que deciden subir al Pedraforca por la bonita ruta de Gósol.

¿Como llegar a Gósol?

Como muchos pueblos de montaña, las comunicaciones de Gósol son mejorables, en especial por lo que hace referencia al transporte público. A continuación describimos con brevedad las mejores formas de llegar.

Llegar a Gósol con coche o transporte privado

Sin lugar a dudas y desgraciadamente, es la mejor opción para desplazarnos a Gósol, pues es la que nos ofrece toda la flexibilidad horaria posible, y las alternativas que se nos ofrecen al transporte privado son pocas e un tanto incómodas.

Para llegar a Gósol en coche tomaremos como referencia el Eje del Llobregat, conocida como la carretera C-16 y que en dirección Puigcerdà y Andorra nos llevará a pasar por la capital de la comarca del Berguedà, Berga, y más arriba a recorrer las orillas del embalse de la Baells para adentrarnos en un bonito valle que forma el río Llobregat entre Cercs y Guardiola de Berguedà. Poco antes de llegar a Guardiola, justo en salir de un túnel nos encontramos un cruce a mano izquierda con el Pedraforca indicado en la señalización de la carretera.

Tomaremos la carretera que nos llevará a destino, es la B-400 y antes de llegar pasaremos por preciosos pueblos de montaña como Maçaners y Saldes, siempre con la mirada puesta a la vertiente más famosa del Pedraforca. Después de Saldes nos encontraremos con el Coll de la Trapa y desde aquí ya solo cruzándonos con algunos pequeños núcleos de población diseminados llegaremos a Gósol, en la entrada del cual, pasada la gran rotonda y a mano derecha, justo en el siguiente cruce, podremos dejar el coche para empezar nuestra ruta.

Llegar a Gósol en transporte público

Como hemos comentado la opción del transporte público para aproximarnos a la montaña del Pedraforca es algo complicada y, advertimos, la información aquí expuesta puede variar.

Lo primero a destacar es que en dirección norte, por ejemplo desde Barcelona, el tren nos dejará en Manresa dónde el único transporte público que sigue recorriendo el país hacia el norte es el autobús.

Hay una línea regular que une las localidades de Barcelona y Puigcerdà, ofrecida por ALSA y que hace parada en Guardiola de Berguedà, punto más cercano en donde nos deja el autobús.

Desde Guardiola de Berguedà, si queremos continuar en transporte público, nuestra única opción es usar el servicio que el Consell Comarcal del Berguedà inicio hace un tiempo, conocido como “Transporte a Demanda” se creó para cubrir las necesidades de transporte hasta las localidades que no disponen de línea regular de transporte público.

El año 2020 el servicio ha estrenado una APP para reservar los servicios que cubren las más de 20 rutas que cubre en el Berguedà.

Podemos consultar la web del servicio para una información más detallada y actualizada.